Pienso sustentable

El salmón cultivado es una fuente altamente nutritiva y saludable de proteína y un importante factor que contribuye a esto es la dieta especializada de los peces, la que es rica en nutrientes y omega 3. Garantizar la futura sustentabilidad de estos ingredientes del pienso es muy importante para nosotros como granjeros responsables.

Al igual que muchas industrias, nuestro éxito depende de la disponibilidad y alta calidad de nuestras materias primas. En el caso del salmón cultivado, se trata de las materias primas que conforman el pienso para nuestros salmones. Un componente importante del pienso actual para salmones proviene de peces silvestres en la forma de harina y aceite de pescado. A medida que crece la demanda de proteína, y a su vez la industria de la acuicultura del salmón crece para satisfacer esa demanda, sabemos que no podemos continuar usando estos recursos en los mismos niveles y, en su lugar, debemos encontrar formas innovadoras de fomentar el uso responsable de dichos recursos y de identificar fuentes alternativas para complementar su uso.

Nuestras cadenas de abastecimiento deben ser transparentes y demostrar un uso responsable de los recursos. Es por este motivo que, a través de nuestras colaboraciones con nuestros miembros asociados, BioMar, Cargill, Skretting y Salmofood, y nuestro trabajo con el ASC, esperamos acelerar el desarrollo de nuevas soluciones y metodologías para mejorar la sustentabilidad de los ingredientes del pienso, al mismo tiempo que mantenemos nuestra posición como líder de la industria en desempeño ambiental.

Las siguientes son algunas áreas donde la innovación en colaboración está mostrando un progreso importante:

Mejoras en factores de dependencia de los peces forraje (Forage Fish Dependency Ratios, FFDR) y factores de conversión del pienso (Feed Conversion Ratios, FCR)

Cómo entender las siglas:

FFDR es la cantidad de peces silvestres que se necesitan en el pienso para producir 1 kg de salmón cultivado y FCR es la cantidad de pienso que requiere un animal para ganar 1 kg de peso corporal. Mientras más bajo es el FFDR, menor es el porcentaje de inclusión de peces silvestres; mientras más bajo es el FCR, más eficiente es un animal en la retención de la proteína y la energía del pienso y en la conversión de este en alimento para los seres humanos.

Gracias a las innovaciones permanentes de la acuicultura del salmón durante los últimos 20 años, la industria del pienso ha reducido la cantidad de harina de pescado del 65 al 18 % y de aceite de pescado del 24 al 11 %, y redujo el FCR de 2,4:1 a 1,15:1, en tanto que mantuvo dietas óptimas para los salmones.

Puesto que se trata de una industria relativamente joven, este es un avance significativo en un corto espacio de tiempo y tenemos planificado continuar estas innovaciones para reducir todavía más nuestro impacto sobre los recursos marinos.

Además, a través de nuestra colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (Food and Agriculture Organization, FAO), apuntamos a transferir estos conocimientos a otros sectores en desarrollo de la acuicultura, a fin de fomentar una sustentabilidad mejorada en todo el sector de manera integral.

Optimización del uso de subproductos

Una nueva metodología que estamos evaluando es aprovechar los subproductos (partes de los peces que no se venden para consumo humano o que se atrapan pero no se venden) de otras pesquerías o sectores de la acuicultura y redirigirlos de ser desechos a transformarse en un recurso.

Búsqueda de fuentes alternativas de ácidos grasos omega 3

Los ácidos grasos omega 3, usualmente obtenidos del aceite de pescado del pienso para salmones, también se encuentran en fuentes no marinas como las algas o en cultivos como la canola. Se están produciendo grandes innovaciones en todo el mundo para ver si podemos transformar dichas alternativas en opciones comercialmente viables, las que permitirían mantener los altos niveles de ácidos grasos omega 3 en nuestro pienso, a la vez que se reduce el uso de ingredientes marinos.

En 2015, GSI y sus compañías asociadas de pienso lanzaron una convocatoria global para ayudar a identificar fuentes viables de ácidos grasos omega 3. La convocatoria tuvo mucho éxito en destacar la creciente necesidad de la industria de recursos novedosos, y motivó un importante aumento en la variedad y cantidad de opciones disponibles para la industria. Las compañías de pienso de la industria ahora se encuentran trabajando con varios proveedores para comenzar a incorporar estos recursos en los piensos de la industria.